Campañas contra “cruzadas” de licor – Por José Luis Rico (El Sol de Hidalgo)

0
98

Pachuca, Hidalgo.- En el marco del Convenio Específico de Colaboración entre el Gobierno del Estado y la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), se anunció una campaña contra la tradición de las “cruzadas” de licor, debido a que propician el consumo desaforado con todas sus negativas consecuencias.
El jefe del Ejecutivo Omar Fayad dio a conocer que Hidalgo ocupa el primer lugar en alcoholismo y se refirió ampliamente a los también llamados “Hidalgos” que son parte de la cultura en la entidad, a lo que el titular de Conadic anunció que se emprenderá una campaña dirigida a la prevención general y, particularmente, para superar la costumbre típica en fiestas y reuniones.
PREDISPOSICIÓN GENÉTICA
Mondragón y Kalb enfatizó que el consumo de alcohol es un problema cultural y de predisposición genética de los mexicanos cuyo combate no corresponde exclusivamente a las instituciones, sino a las familias, que de inicio no deberían permitir que los menores ingieran licor.
De hecho, el 20 por ciento de la población sufre tendencia a engancharse en alguna adicción, al alcohol, tabaco o drogas ilegales.
AL PAREJO CON LOS HOMBRES
El funcionario federal expuso que mujeres y hombres toman al parejo, a diferencia del pasado reciente cuando la proporción era tres por cada diez.
El titular de la Comisión Nacional mencionó que algunas acciones han brindado buenos resultados, pues con la instalación de alcoholímetros, bajaron 34 por ciento los accidentes, en tanto que el daño por tabaquismo es menor al prohibirse fumar en lugares cerrados.
FAMILIAS DEBEN PARTICIPAR
En la Sala del Pueblo del Palacio de Gobierno, Omar Fayad indicó que la atención a las adicciones es un trabajo conjunto entre familias, maestros y autoridades.
Es alarmante, dijo, que tres de cada cien niños de primaria reporta haber probado algún enervante, pues aparte del alcoholismo en algún sector de sociedad es frecuente el consumo de inhalables, sobre todo en barrios y colonias populares.
Se refirió a la costumbre hidalguense, que ha trascendido sus fronteras, de tomar a través de cruzadas, es decir, de golpe el contenido completo de un vaso con licor, como gesto de amistad.
Es triste que ese ejemplo se traslade a niños porque lo ven en sus familias en que se presenta como un orgullo en que bebe más y aguanta y conoce mejor las reglas de ese rito de convivencia.
PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA
Comentó que todas las adicciones representan un problema de salud pública que requieren de mayores programas de prevención, pues implican violencia, separación de parejas, desintegración familiar, sufrimiento infantil y particularmente accidentes.
Ante funcionarios de las tres esferas, entre ellos el secretario de Salud, Marco Antonio Escamilla, quien explicó los alcances de la firma del Convenio y la toma de protesta del Consejo estatal contra las adicciones, el gobernador dijo que no está contra las tradiciones, pero sí contra el exceso por sus consecuencias.
Puede decirse sí a las cruzadas, pero cuando solo es una, puntualizó el mandatario quien exhortó a reforzar el trabajo contra las adicciones.

 Por José Luis Rico, El Sol de Hidalgo

No hay comentarios

Dejar respuesta