La vida en Rosa – Por Aida Suárez (El Sol de Hidalgo)

0
33

Sobre otras masculinidades (2)

Pachuca, Hidalgo.- La semana pasada le comentaba sobre las ahora tan mencionadas Otras masculinidades, las que llevan a los hombres a replantearse la forma de vida.
El comunicador y especialista en género, sexualidad y masculinidades José Alfredo Cruz, me platicó en Alas Radio que en la crisis familiar, los hombres buscan relacionarse con mujeres que ya no hay. Y ellas quieren relacionarse con hombres que todavía no nacen.
Y en esta entrega me comprometí a continuar el tema y contarle a usted qué más hay acerca de este cambio.
Sucede que estamos en una sociedad que está cambiando, las mujeres se integran a la vida pública, se respetan sus derechos y bien, los reclaman, luchan por ellos.
Ante tal situación, los hombres se preguntan: ¿Qué debo hacer?
José Alfredo dice: “Es complicado y desesperanzador porque si se revisan las alertas de género, hay altos índices de feminicidios, entonces es necesario replantearse la forma de ser hombre. Quienes más violencia seguimos cometiendo somos los hombres, hacia nosotros mismos, hacia nuestras parejas, hijas e hijos. Somos parte del problema, pero también parte de la solución”.
Es necesario, dijo, cuestionar la forma de cómo se fue educado. Buscar alternativas que sean más sanas, porque el costo lo vive la familia.
Es notorio que el hombre tradicional no está pendiente de su salud, soluciona conflictos de manera violenta, es irresponsable con su vehículo. Asume riesgos muy fácil y eso lo pagan los masculinos y la sociedad.
Y llega la pregunta que se hacen los hombres: ¿Cómo debo ser o quién quiero ser?
José Alfredo, responde: “Los hombres nos reafirmamos a través del esquema tradicional: no ser o parecer una mujer, no ser o parecer un homosexual o no ser o parecer un niño. Y entonces nos decimos: soy más hombre en medida que no hago cosas como ellos y lo hago frente a mis propios ojos, frente a ojos de hombres y ojos de mujeres”.
Buscan la validación bajo las miradas de estas personas.
¿Quién quiero ser? Qué tal si se es alguien más libre, más feliz.
Se busca validar a cada paso.
En la charla, hablamos sobre cómo empezó el año de manera violenta, con saqueos, con robos, aparentemente por el aumento a las gasolinas.
Pero, acostumbrados al maltrato, se ve como una forma de convivir. Son explícitas las noticias sobre crímenes, levantamientos, muertes de periodistas, o un padre que ve por última vez a su hija, al dejarla en la combi, sin saberlo.
Expuso que con base en la experiencia colombiana, lo que le queda a México es una especie de resilencia, a través de un lado creativo que permita resurgir y transformar.
Experto en Ciencias de la comunicación, formado en diversas áreas como sexualidad, cultura de género y masculinidades, José Alfredo asiente: “La felicidad es algo que no puedo postergar, podemos estar mejor, ésta es nuestra responsabilidad, en el aquí y ahora, tenemos que asumirlo”.
El cambio se puede hacer en dos vías: con actitud consciente, cuidar mi salud y alimentación, caminar, hacer ejercicio.
Pero no es suficiente, la segunda es implementar políticas públicas que favorezcan la actitud. No solo que los hombres jueguen o cuiden a sus hijos, las instituciones y el aparato legislativo deben permitir que los hombres compartan tiempo con su familia.
Deben darse cambios desde distintos frentes, asumir la responsabilidad porque ahora los hombres pasan de lo público a lo privado: los sentimientos, las emociones.
Subrayó, recordamos el acto transgresor de la mujer que se puso unos jeans, tomara el volante o votara. Ahora el señor sale con un mandil, no para desdeñar, porque no va a querer parecer una mujer, pero dice: “también lo puedo hacer, puedo ser el cuidador, el amo de casa”.
¡Manos a la obra!
Nos encontramos el próximo miércoles
Sígueme en Twitter@Aida
SuarezCh

Por Aida Suárez, El Sol de Hidalgo

No hay comentarios

Dejar respuesta