Mujeres en Hidalgo – Por Liliana Castillo (El Sol de Hidalgo)

0
37

Cuatro Perfiles de éxito en escenarios diferentes

>> Elizabeth Mendoza. Foto: El Sol de Hidalgo.

                    >> Elizabeth Mendoza. Foto: El Sol de Hidalgo.

Pachuca, Hidalgo.- Elizabeth Mendoza Puente es cosmiatra, directora general de DERMAVNIQVE, Clínica Cosmetológica Integral.
Tras culminar su preparación en Grupo Marant, se especializó en conceptos en química cosmetológica, peelings y eliminación de hiper pigmentación con aparatología especializada, y agujas de microabrasión en cosmetología clínica, además de haber participado en varios congresos nacionales e internacionales.
“En Dermavniqve nos propusimos integrar los conceptos básicos de cosmetología y la aparatología con el desarrollo de nuevos productos personalizados que permiten integrar y alcanzar de manera rápida y eficaz los resultados esperados”.
A partir del 2010 que se dedica a la cosmetología estética, apoyada con aparatología de última generación, también desarrollo una línea exclusiva de productos totalmente naturales de uso cosmecéutico que son elaborados acorde a las necesidades de cada paciente.
Ubicada en la calle Emilio Carranza 102, en la colonia Periodistas, la consolidación la ha alcanzado por la recomendación de sus clientes, de boca en boca.
“Los productos de tipo cosmeceutico van más allá de la perfumería. Son respaldados por investigación seria que involucra los principios activos, hasta que el producto está terminado. Eso impacta en la piel de formas diferentes. Nosotros buscamos el embellecimiento con trajes hechos a la medida de forma saludable y natural.
La tarea, subraya, no es sencilla. Tiene que ver la pigmentación de la piel, el estado de salud, alergias, edad, higiene, actividades.
“Son muchas variables que, al ser analizadas permiten identificar el método más adecuado para poder mejorar la piel del paciente”.
Menciona que un buen cosmetólogo debe conocer las distintas técnicas en dermatología médica, los compuestos de cada tópico ofertado y estar informado sobre los efectos que producen, solos, y cuando esto son mezcaldos.
“Eso nos ha permitido ganar la confianza de nuestros clientes. La experiencia y los conocimientos respaldan la práctica del servicio.
“En la actualidad la cosmetología se basa de forma importante en el concepto estético final. La relación equilibrada entre lo que se ve y se toca. En un trabajo personalizado con principios activos de altísima calidad y apoyados de la tecnología logramos cambios importantes”.
Afirma que su trabajo le ha dejado grandes satisfacciones, al haber resuelto problemas de salud de la piel y ayudar a la gente a mejorar su estética.
“Situaciones que en gran parte afectan otras áreas de la vida, principalmente su autoestima, por lo que cuando los resultados cosmetológicos les permiten sentirse bien con ellos mismos, es padre ser parte del cambio”.
Afirma que su trabajo no sólo le gusta, sino que es su gran pasión. Además, su esposo se dedica también al negocio y juntos han logrado hacer un gran equipo, manejando técnicas naturales y aparatología, nada invasivo.
“Hace 10 años que empezamos no estaba tan fuerte ni lo orgánico ni lo natural. No creían en ello. No se podía competir con marcas. Pero hoy es diferente. Nosotros no nos hacemos publicidad, nuestra recomendación es de boca en boca. Nos hemos renovado, actualizado constante, y con atención personalizada revisamos la piel, hacemos mapeo facial y sobre eso trabajamos.
“Al principio ser empresaria fue le fue difícil, trabajar y compartir el negocio con mi esposo ha sido una fortaleza. Él está dentro del laboratorio y el trato es formal, profesional”.
La Clínica ofrece todo en tratamiento facial, clínico y estético, corporales reductivos, relajantes, y las cremas son a base de extractos. Teléfono 718 46 17.
“He ido creciendo poco a poco, y mantenerme vigente es un éxito. La gente nos conoce y he puesto en práctica todo lo aprendido. Siempre es muy especializado el trato. Les doy su tiempo”.
A futuro, la idea es seguir capacitándose, crecer el negocio, no en tamaño, sino en consolidación. “Me visualizo con más conocimiento para dar una mejor atención”.

>> Corina Martínez. Foto: El Sol de Hidalgo.

                   >> Corina Martínez. Foto: El Sol de Hidalgo.

Corina Martínez García es referente de la cultura en Hidalgo. Su pasión e intensidad por las artes las impulsa en el camino de la innovación, ahora como directora de Fomento a la Lectura de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.
Su participación social desde muy joven fue intensa. Formó parte de la sociedad de alumnos en preparatoria, y fungió como secretaria de Acción Femenil, de la Federación de Estudiantes del Estado, experiencia que, lejos de lo que vaticinara su padre “sería su perdición”, fue el botón de inicio en la cultura.
Organicé en el primer Rally de Pachuca, té canasta con un desfile de modas y con universitarias como modelos, y magnoposadas, donde llegó a figurar, incluso, el entonces multirreconocido Rey del Soul, Ray Charles, cantante, saxofonistas y pianista de soul, r&b y jazz. Eso fue en 1975, con el apoyo del rector Jesús Ángeles Contreras.
En la Ciudad de México estudió psicología en la desaparecida Universidad Femenina de México, fundada por la primera feminista en el país, Adela Formoso de Obregón Santacilia, y bajo la dirección de la rectora Elisa Margaona.
Con el apoyo de su maestra, la psicóloga Luz María Paz comenzó a prestar sus servicios muy joven, en la Universidad del Tepeyac, aplicando pruebas psicológicas; después realizó su servicio social en la delegación Miguel Hidalgo, y casi al final de su carrera se incorporó al Instituto Técnico de Impulsora de Ventas, de Elisa Margaona, lo que marcó su inicio en la iniciativa privada.
De ahí siguió la cadena de tiendas Hecali, como jefa de selección de personal, después cambio de compañía y fue directora de relaciones industriales en Productos Higiénicos Panamericanos, y el Colegio de Graduados de Alta Dirección.
“Tuve la oportunidad de realizar viaje de estudios al Oriente y pude escribir el capítulo de Taiwán, en el libro México Asia, editorial GRAD. Mi compañera de viaje era Josefina Vázquez Mota, quien escribió el capítulo Japón”.
Incursionando en el ámbito empresarial abrió un despacho de asesoría en selección de personal en 1983, junto con Ada Elena Hernández.
En 1988 montó la primera exposición pictórica en un restaurante, El Brasiñerinho, que fue vendida en su totalidad y que le facilitó la exposición posterior en otros espacios.
En el Instituto Lestonnac Pachuca implementó los cursos de inducción a los jóvenes en secundaria, y a partir de eso ofreció conferencias y capacitaciones sobre este sistema en varios estados del país.
Esposa del pintor Isidro Botalín, decidió impulsar su carrera y en 1996, ambos apuestan a la cultura fundando Botalín Galería, en los portales de Plaza Juárez como un espacio de promoción en el estado.
“Los tres primeros años fueron espantosos. Después las cosas comenzaron a mejorar, pero mi esposo enfermó de cáncer. En México el tratamiento era impagable, y como él era de Santiago de Cuba, se fue para recibir ahí el medicamento un año. Entonces decidieron cerrar ese espacio, donde nacieron artistas como Edgar Oseransky”.
Fue después de eso cuando Juan Manuel Camacho Beltrán, rector la UAEH, le abrió las puertas. En 17 años de trayectoria en la máxima casa de estudios del estado, los cargos han sido varios, desde encargada de exposiciones, directora de Promoción Cultural y subdirectora de Radio.
“Cuando funcionó Botalín Galería teníamos un cartel extraordinario en obra de arte, Salvador Dalí, Pablo Picasso, Chucho Reyes, Octavio Campo, Sebastián, y locales como Enrique Garnica, Pepe Bazán, Salvador Rivera. La Universidad me dio la oportunidad de seguir trabajando en el mismo sentido. Se donó obra muy importante a la UAEH que hoy forma parte de su acervo”.
Más tarde, con el exrector Luis Gil Borja, fue nombrada directora de Promoción Cultural. Ahí nació el programa institucional de actividades artísticas y culturales, dirigido a las licenciaturas, aunque, menciona, aún no se aplica con los alcances que debería tener.
La promoción, la gestión y hasta ser mecenas de los artistas (y no lo dice por presumir, sino porque le gusta) las ha vivido intensamente.
“Como, duermo, me desayuno alrededor de todas las expresiones artísticas culturales. La sicología se quedó atrás”.
Luego de ser subdirectora de radio, pasó a encabezar la Dirección de Fomento a la Cultura, que se creó hace tres años, con el doctor Humberto Veras Godoy.
“Estoy haciendo un programa muy importante que creo que va a influir en la formación integral de los estudiantes, que tiene que ver directamente con la lectura”.
Corina produce y conduce el programa más antiguo de esta radiodifusora, una revista cultural radiofónica Desearte.
Es, sin duda, un ejemplo de tenacidad, astucia, pasión y encanto de mujer.

>> REYNA Irene. Foto: El Sol de Hidalgo.

                         >> REYNA Irene. Foto: El Sol de Hidalgo.

Reyna Irene Escudero Sánchez es profesora en Psicología Educativa y Orientación Vocacional por la Escuela Normal Superior de México, licenciada en Lengua y Literaturas Hispánicas, por la Universidad Nacional Autónoma de México, y máster en Democracia y Educación en Valores, por la Universidad de Barcelona, España. Desde hace 5 años dirige el refugio En Familia Rompamos el Silencio, A. C.
Además de contar con la certificación en coordinación de refugios para mujeres víctimas de violencia familiar, sus hijas e hijos, ha tomado diplomados en cultura organizacional, desarrollo humano, logoterapia, sexualidad, prevención y atención a la violencia contra las mujeres, y prevención de la violencia hacia las mujeres.
“Siempre me ha interesado que las mujeres tengamos los mismos derechos y las mismas oportunidades”.
Su trayectoria profesional inició en la SEP, como orientadora educativa y vocacional en Escuelas Secundarias Técnicas y Generales en Pachuca y en el Distrito Federal. Después en la Dirección General de Mejoramiento Profesional del Magisterio fungió como coordinadora nacional del programa integrado para educación primaria, y jefa del departamento editorial en la Ciudad de México.
Durante 20 años, de 1992 al 2012, se desempeñó como subdirectora académica del Centro de Actualización del Magisterio, coordinadora general del Centro de Maestros de Pachuca, directora del Centro de Educación Superior del Magisterio, y subdirectora de Evaluación y Desarrollo Institucional en el Programa Nacional de Actualización Docente, directora estatal del Programa Nacional de Actualización Docente y titular de la Unidad de Género.
Es integrante de Universitarias de Hidalgo A.C. y presidenta de Sentido Mujer A. C.
Se jubiló en el 2014, después de 44 años de prestar sus servicios en el magisterio.
“Fue una experiencia fabulosa desde el inicio que trabaje con adolescentes, conocí en la Ciudad de México increíblemente problemáticos, donde se nota que los niños son dueños de la cancha de en medio y las niñas alrededor, donde se ven los prejuicios de género y como los adultos los seguimos fomentando”.
Llegar a ser directora para mujeres víctimas de violencia extrema en el estado fue la cereza del pastel en su vida profesional pública.
“Desde que era alumna de la Escuela Normal de México se me inculcó la formación educativa y social activa. Llegué a la universidad y tuve la oportunidad de conocer a grandes precursoras como Alba Gómez, una de las primeras escritoras de FEM; Patricia Mercado, Rosario Robles. En fin, muchas y todas valiosas. El entusiasmo se contagia. Aprendí mucho de ellas”.
Aunque antes había trabajado con mujeres, afirma que no es lo mismo estar en un centro.
“Se siente de otra forma hasta el ambiente. Tenemos más de una docena de familias, y cada una con necesidades diversas. Como no tenemos recursos propios, concursamos anualmente por el presupuesto a nivel federal. Las bolsas económicas las aprueba la Cámara de Diputados y las destina a Salud, para que ésta nos la otorgue en enero de cada año”.
Trabajadores sociales, encargadas del área educativa, sicólogas, abogadas, todas forman un gran equipo de apoyo y contención.
“En la Unidad Especializada para la Prevención y Atención de la Violencia Familiar (UEPAVFS), frente al Hospital General de Pachuca, se valoran todas aquellas mujeres que son canalizadas por las instituciones, para saber si son candidatas a estar en el refugio”.
Tras poner en orden documentación y tener todo en orden, incluyendo ahora la carpeta de investigación, las mujeres y sus hijos reciben toda la atención que requieren.
“Antes estábamos haciendo con grandes aliadas una ruta de investigación para las mujeres. Solas no podemos atender todo y a todos, a veces nos repetimos, o no atendemos, pero ese gran esfuerzo se detuvo. Inició en Salud, luego en el DIF Hidalgo, pero por alguna razón ya no avanzó está coordinación interinstitucional”.
El refugio requiere de todo, sobre todo alimentos, medicamentos, artículos de primera necesidad. Toda aportación es valiosa.
“Al principio están tres meses, más, si la peligrosidad no ha terminado o ella no está lista”.
Actualmente realiza una investigación, junto con algunas sicólogas, para dar vida a un libro tipificando con pruebas, las características sicológicas de las mujeres en el refugio, desde la perspectiva de la resilencia.
Quiere luchar por un espacio en particular, que solo existe en el Instituto Nacional de Siquiatría.
“En este país no hay un lugar donde las mujeres que tienen un padecimiento mental importante consecuencia de la violencia sean atendidas. Eso les impide comprender, o recibir tratamiento sicológico adecuado, porque no siempre los diagnósticos son adecuados, ya que las mujeres llegan en crisis o en estado de negación”.

>> CLAUDIA Espinosa. Foto: El Sol de Hidalgo.

                            >> CLAUDIA Espinosa. Foto: El Sol de Hidalgo.

Claudia Espinosa, Fundadora y Directora de L.O.V.E.
Claudia Espinosa llegó a Nueva York en el año 2000 para convertirse en una psicóloga forense, pero en el ínterin la directora del programa “Latinas on the Verge of the Excellence” (L.O.V.E.) descubrió su verdadera vocación: ser mentora de adolescentes.
Al culminar su maestría en la Universidad de la Ciudad, Espinosa trabajó en organizaciones como Latina Institute y laboró como consejera en el programa contra el suicidio “La vida es preciosa”, a la par que cursaba una segunda especialización en Administración Pública en la Universidad de Nueva York (NYU).
La organización apoya no solo a estudiantes de secundaria, sino a las mentoras para que puedan trabajar al terminar la universidad. L.O.V.E. funciona en cinco secundarias de The Young Women’s Leadership School (en Harlem y El Bronx) y de la red The International High School (en Manhattan, Queens y El Bronx).
“Hay muchas maneras de apoyar a las latinas aquí en Nueva York”, afirma Espinosa, cuya organización es contratista del Departamento de Educación y recibe subvenciones de la Federación Hispana, la Ciudad y otras entidades. “Nunca pienso en obstáculos, sino en oportunidades para crear y crecer”, advierte. “Fortalecer una organización implica aprender a cada paso”.

Por Liliana Castillo, El Sol de Hidalgo

No hay comentarios

Dejar respuesta