Subraya gobernador Fayad una mejoría en calificación crediticia – Por Alberto Quintana (La Crónica)

0
37

Durante los primeros ocho meses el actual gobierno de Hidalgo logró subir su calificación crediticia a la denominada MX-A, con perspectiva estable, por parte de S&P Global Ratings, anunció el gobernador Omar Fayad.

En el evento de inicio de acciones para el fortalecimiento municipal, con el director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Alfredo Vara Alonso, el mandatario estatal comentó que dicha calificación está basada en el desempeño de créditos, bajo los escenarios de estrés que conservan sus características para el nivel requerido.

Asimismo la confirmación se fundamenta en el análisis de estrés sobre el Fondo General de Participaciones, que respalda su pago e incorpora los recursos en los Fondos de Reserva constituidos en el Fideicomiso.

Omar Fayad consideró que esto significa sin duda una carta de presentación para los inversionistas, cuya primera solicitud es la calificación financiera y con ello determinan si invierten en la entidad.

Subrayó que los resultados son reflejo de la disciplina financiera aplicada desde el inicio de la actual administración estatal, por lo cual el desempeño presupuestal mejoró y se prevé mantener durante los próximos dos años.

Además la calificadora S&P Global Ratings espera que el nivel de deuda continúe disminuyendo de 17 a 18 puntos, para seguir subiendo la calificación a largo plazo a escala nacional.

Fayad Meneses indicó que desde hace varias administraciones estatales se había perdido el MX-A que tenía Hidalgo, “yo recibí la administración con el MX-A en perspectiva negativa. Es un sacrificio que me ha costado rozones políticos, porque cuando se toman medidas drásticas cuestan, pero hoy tenemos reconocimiento por las medidas implementadas en la administración pública, disciplina en el gasto y financiera”.

Ante la presencia de 54 alcaldes, el gobernador los exhortó a revisar sus indicadores municipales, antes de solicitar un financiamiento bancario y que cuiden a quiénes designan en Obras Públicas y Tesorerías Municipales.

Consideró que las obras que ejecuten en sus localidades deben ser de impacto social; es decir, drenajes, alcantarillados, sistemas de agua potable y salud y no “de maquillaje”.

Agregó que las deudas municipales deben ser renegociadas, refinanciadas y reorientarlas con el objetivo de sanear las finanzas públicas.

Por Alberto Quintana, La Crónica

No hay comentarios

Dejar respuesta