Unidas – Por David Tenorio (La Crónica)

0
13

Ningún partido político tiene asegurado el triunfo en las elecciones de 2018, para ello se requiere de candidatos fuertes en cada uno de los estados del país. En Hidalgo, al interior del PRI, son varios los nombres que están a consideración para integrar las candidaturas al senado, diputaciones federales y locales.

Destacan de entre todos los perfiles los de la actual diputada federal Carolina Viggiano y la de la titular de la CDI, Nuvia Mayorga, ambas con cualidades de sobra para ser consideradas candidatas al senado.

En la clase política en el estado existen grupos empeñados en confrontarlas y en dejar a una de ellas en el camino. ¿Pero por qué no las dos? No hay limitante alguna que establezca que las fórmulas deban ser integradas por ambos géneros.

En la elección de 2012 la fórmula ganadora fue encabezada por el hoy gobernador, Omar Fayad, y el actual director del Infonavit, David Penchyna.

Viggiano y Mayorga cuentan con una impecable trayectoria en el servicio público. Ante el complicado escenario electoral el PRI requiere de activos de peso para enfrentar una de las batallas más difíciles, la cual habrá de jugarse en el 2018.

¿Por qué ellas dos?

Para empezar, hay que decir que son unas extraordinarias aliadas del gobernador, Omar Fayad. Viggiano es considerada una priista de cepa, vista por muchos priistas de a pie como una de los suyos, cuenta además con un amplio conocimiento de los procesos electorales.

Mayorga ha demostrado su compromiso con el estado y ha canalizado importantes recursos y proyectos, en beneficio de la población indígena en la entidad.

Ambas garantizan al primer priista del estado una competencia real de cara a la elección presidencial del próximo año, pero también representan una fuerza inercial real, que apuntalaría a todos y cada uno de los espacios de representación que estén en juego en la próxima elección.

Las elecciones se ganan asegurando un lugar entre los simpatizantes del PRI en las calles, entre la clase política del estado, pero sobre todo con la confianza de los hidalguenses.

Por David Tenorio, La Crónica

No hay comentarios

Dejar respuesta